Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog

Adentraos lectores incautos en un mundo imaginario,fansasioso, duro, feliz, amargo y realista. Mis textos abarcan muchos temas, pero si quereis que escriba sobre algún tema en concreto enviadme un mensaje. Además de textos, una novela en proceso, donde nada es lo que parece y las apariencias engañan... Así que, queridos lectores, os invito a leerme.

Noche De Octubre

noxe-de-octubre.jpgFinalmente habían llegado las vacaciones. Las clases se habían terminado en la escuela secundaria West Eagles y eso solo podía significar algo. Los aplicados y dedicados alumnos iban a pasar las vacaciones en algún campamento en familia, repasando en casa los temas que vendrían después y durmiendo a la medianoche. 

Esta bien, no engañamos a nadie, la verdad. 

Lo único que las vacaciones significaban era que los alumnos iban a aprovechar para salir de parranda todos los días, regresar a casa en la madrugada o quizás al día siguiente, tomar hasta perder el conocimiento y fumar todo lo que pudiesen soportar. 

Perfecto, iban a ser unas vacaciones espléndidas. 

 

El último día de clases, durante la salida, todos salieron corriendo por los pasadizos, gritando y aullando de felicidad. April Williams arreglaba su casillero, metiendo todos sus libros en la mochila que estaba por explotar, escuchando a los profesores perseguir a los alumnos y sonriéndose a sí misma.

 

¿Emocionada por las vacaciones? preguntó una voz cerca de ella.

April giró y vio a Claire, una amiga desde la infancia mirándola, apoyada en las taquillas verdes. 

Un poco respondió April, cerrando la puerta. ¿Y tu que harás?

Yo me muero porque llegue el jueves respondió. 

Ah… el jueves. 

No me digas que te has olvidado, April. ¡El jueves es ÈL día!

¿Quién más irá? preguntó ella, un poco tímida. 

Ah bueno… de eso quería hablarte Claire carraspeó y luego miró a su amiga con miedo a su reacción. –Hemos considerado que Anouk Waters se nos una. 

 

April abrió los ojos como si le hubieran atravesado con una estaca. ¿Anouk Waters? ¿Acaso estaban dementes? En West Eagles, no había persona más siniestra, extraña y demente que Anouk. O quizás solo era una idea que todos tenían cuando la veían venir, con sus chaquetas negras, su maquillaje oscuro y sus brazos llenos de pulseras de púas, combinado con la estruendosa música que escuchaba. Claire frunció el ceño y suspiró. 

 

¿Tú también con esas ideas? Curtis dice que puede ser divertido, que la conoce y blablabla. Nadie va a morirse porque Anouk viene ¿Esta bien? Así que cambia esa cara, hasta te parecerá divertido. 

 

Y así pasaron los días. El jueves iba a ser Halloween, una de las noches más especiales del año. Sobretodo porque era la noche de las fiestas de disfraces, de licor por toda la casa y el olor de la hierba en el ambiente. Sin contar a los de último curso que se encargaban de hacer sus propias orgías en algún club underground. 

El resto de la semana pasó lento. Iba a ser la primera vez que April iba a una fiesta de Halloween solo de un pequeño grupo de conocidos. Siempre había sido la adolescente tímida que regresaba temprano a casa, este año iba a soltarse. Se lo había propuesto. 

. El jueves 31 de octubre, los padres de Curtis habían salido, así que la casa sería solo para ellos. Curtis era un chico delgado, con el cabello amarrado en una coleta de caballo y que siempre aprovechaba de la confianza que sus padres le daban. Estaba demasiado emocionado, en especial por el hecho que Anouk Waters iba a venir. 

. April entró en la casa acompañada de Claire. Afuera ya iba a comenzar a llover. Cuando se acercaron, Curtis les abrió la puerta. Sintieron que la radio expulsaba tonada que April reconoció como Marylin Manson. 

 

Buenas noches dijo Curtis sonriendo –Pasen, ya he arreglado todo.

Claire pasó sonriendo junto con April. 

Adentro les esperaba una elegante sala, arreglada especialmente para una noche de Halloween. En la mesa había uno que otro tazón de dulces y cajetillas de cigarros.

Las botellas de cerveza estaban debajo de la mesa, junto con un botellón de Brandy de su padre, que iba a ser compartido por todos más tarde. 

En una mesilla al lado del televisor, había dos pilas de películas de terror, conocidas y desconocidas. Curtis era conocido en la escuela, como el amante de las cintas Gore. 

. Sentada en un sillón, luciendo unas botas militares un poco viejas y un gabán negro hasta los tobillos, Anouk Waters movía la oscura cabellera al ritmo de la música, tarareando de vez en cuando.

April la vio y se quedó paralizada. Dio un respingo cuando Curtis cerró la puerta violentamente.

Anouk levantó la mirada y sonrió con sus labios negros. 

 

Vaya, pero si es April Connors dijo en tono burlón –Tú eres la que ganó el concurso de matemática la otra vez, escuché tu nombre por ahí… ¡Quién diría que te unirías a nuestra fiesta! 

April tragó saliva y forzó una sonrisa. 

Veo que ya se conocieron exclamó Curtis sentándose en uno de los sillones, no muy lejos de Anouk Que bien, solo tiene que llegar Dominic y estaremos completos. Ojala que el cabrón no demore mucho, no tiene fama de ser puntual.

Por lo visto has tenido todo planeado, Curtis comentó Claire mirando las botellas de cerveza debajo de la mesa.Me sorprendes 

Es porque sus padres le dan toda la plata repuso Anouk sonriendo.Curtis es aún un niño de mamá y papá ¿O no, niñato? 

Cuidado, Anouk respondió el chico con un brillo extraño en la mirada.Puede que te demuestre que tan hombre soy esta noche.

Joder, eso fue una broma ¿Verdad? Anouk se carcajeó, mostrando sus blancos dientes y en ese momento sonó el timbre. 

Dominic había llegado.

 

. Cuando el tiempo iba pasando, las películas se volvían cada vez más violentas. Comenzaron con algo tan sencillo como el Proyecto De La Bruja de Blair o Halloween y a las once de la noche, estaban observando como un psicópata torturaba a su víctima con instrumentos de metal.

April miraba horrorizada como el loco extirpaba lentamente los órganos del infortunado, mientras éste gritaba hasta no poder más, amarrado a una mesa metálica en un sótano. Había comenzado a sentir náuseas de ver tanta sangre, vísceras y cerebros aplastados, se había devorado medio tazón de palomitas de maíz y su mareo incrementaba con el olor de los cigarros que Anouk fumaba sin pausar, junto con Curtis. 

La película terminó y Curtis sacó las botellas de cerveza. Anouk se abalanzó y cogió una como una fiera, Claire le imitó.

Maldición, April. Por favor anímate le dijo para subirle los ánimos.Es tu primera noche de Halloween de verdad Y le tendió una botella. 

April asintió y dio un sorbo largo. Sintió un extraño ardor en la boca del estómago y luego tosió, mientras reía para ocultar lo mal que sabía. 

 

. Dominic era parte del equipo de baloncesto, fornido, atractivo pero siempre con gustos muy extraños, Anouk había comentado en forma de broma que podría ser un asesino en serie. Al chico le hizo gracia y todo continuó normalmente.

Afuera llovía violentamente y de vez en cuando, un trueno hacía que alguien diera un respingo. 

Pasaron unos minutos y entonces Curtis desapareció para luego volver con una caja.

 

Ahora sí vamos a divertirnos dijo sonriendo y sentándose en el piso.

¿Qué es eso? preguntó Dominic mientras prendía un cigarro.

Ya verán respondió Curtis y sacó un tablero muy extraño. 

Anouk abrió los ojos como si estuviera viendo a un muerto resucitando y Claire se puso de pie, maldiciendo en voz alta. April no se movía. 

¡Mierda! ¡Estás demente! le gritó Claire apoyándose en la pared. 

¿Qué? ¿Ahora es que todos tienen miedo? preguntó Curtis, enfadado.

No es miedo, imbécil dijo Anouk, duramente.Es la impresión de ver a un idiota como tu querer jugar con lo que no se debe.

¡Oh vamos Anouk! ¿Me estas diciendo esto de verdad?

He jugado antes estas cosas, no te metas con lo que no debes 

¡Vamos! ¡Una! ¡Solo una! pidió Curtis, bajando la voz. 

Anouk sacudió la cabeza, como pensando lo idiota que era aquel chico y luego dijo que estaba bien, pero que no se responsabilizaba de lo que ocurriera después. 

 

No me jodas escupió Claire. Si algo nos ocurre toda la puta culpa será tuya aclaró duramente.

Como sea dijo Dominic encogiéndose los hombros.Comencemos de una vez que esto es solo un juego.

Sí… como sea murmuró April sentándose en el piso, insegura de lo que hacía.

 

Curtis se sentó al lado de Anouk y así todos formaron un círculo. Comenzaron con el juego, siguiendo las instrucciones que la siniestra joven daba, ya que ella tenía más experiencia, pero ni siquiera a la misma Anouk le agradaba la idea.

“Si no le agrada esto…” pensó April mientras observaba las letras del tablero “Es porque algo malo debió de pasar la última vez…” 

Necesitamos un médium dijo Anouk suspirando.Alguien que sea sensible, de lo contrario no vamos a lograr nada.

En ese momento, todos miraron a April que palideció por la sorpresa.

¿QQuien? ¿Yo? Pero,.. comenzó a balbucear, la espantada joven.

No te pasará nada, April dijo Dominic con su simpática sonrisa.Todo es un juego y no durará mucho. ¿Tranquila, si? 

La joven miró a todos y luego asintió, poniéndose frente al tablero y colocando la mano en el puntero.

Muy bien, Connors dijo Anouk riendo.Comencemos. 

Y así el juego comenzó.

 

Todos le susurraban qué decir y April preguntaba. 

Dominic, Claire, Anouk y Curtis observaban a la joven deslizar la mano por el tablero, comenzando a formar palabras. 

El nombre del espíritu, Ruth. 

Cómo murió, asesinada. 

De donde era, de la misma ciudad que ellos.

Su edad, era solo una chiquilla. Dieciséis años. 

Poco a poco las preguntas se volvían más intensas y los jóvenes crecían en curiosidad, Dominic se estaba divirtiendo demasiado y Curtis estaba demasiado excitado como para darse cuenta de lo que estaba diciendo. Claire solo observaba todo y Anouk comenzaba a tranquilizarse.

Ruth les había dicho que era un espíritu benigno, que el mundo donde ella estaba era algo que ellos no entenderían y después de poco tiempo, la chica desapareció. 

Cuando la sesión terminó, April abrió los ojos normalmente y la verdad, era que lucía muy tranquila. Todos sonrieron aliviados y Curtis se levantó para sacar el Brandy. Todos dieron un trago y las botellas de cerveza comenzaron a aparecer mágicamente en todo el suelo, vacías. 

Anouk se había sentado en las piernas de Curtis que le sonreía, prácticamente ebrio.

La joven lo enredó en sus brazos y comenzó a besarle el cuello como si fuera a devorarlo en poco tiempo, Curtis estaba disfrutando del placer que la joven le hacía sentir. Le puso las manos alrededor del trasero y en poco tiempo ambos cayeron rendidos en el sofá, donde comenzaron a besarse, dominados por la música de Manson y el alcohol.

 

April había tomado lo suficiente como para sentirse mareada también y perdió la noción de donde estaba y con quién. Mientras estaba ebria, dejó que Dominic la tocara y besara, mientras Claire ya se había besuqueado con Anouk por pura diversión. 

Así pasaron la noche, sumidos en una locura tremenda hasta las dos de la madrugada.

Para ese momento, habían tomado lo suficiente como para tener unas potentes ganas de descansar y de tomar una pastilla contra el dolor de cabeza.

Estuvieron balbuceando durante varios minutos hasta que la somnolienta April que estaba sentada en el piso, al lado de Dominic que dormitaba silenciosamente, vio que Anouk se levantaba del sillón que se había volcado. 

Solo lucía su corpiño negro y estaba despeinada. Se había divertido con Curtis, por lo visto. 

Miró a April y resopló.

Qué bien, sigues con vida dijo para después bostezar. Comenzó a buscar su camiseta.Hace demasiado frío, creo que la ventana ha estado abierta todo el tiempo. Si subes, ciérrala dijo Anouk y luego se acostó nuevamente.

April asintió y luego sintió ganas de ir al baño.

Se puso se pie, retirando el musculoso brazo de Dominic de su cuello y subió las escaleras tambaleándose.

 

Las luces blancas le hicieron daño en los ojos y cuando se vio en el espejo casi grita. Tenía el cabello completamente desordenado, el lápiz labial embarrado en toda la boca y una pesadez muy extraña invadía su cara. Debía de ser debido a la bebida.

Entonces le vinieron arcadas y se arrodilló frente al retrete para vomitar. 

Se sintió levemente mejor después de aquel desagradable episodio, pero seguía mareada. 

Salió del baño y cuando iba a bajar las escaleras, se acordó de la ventana y la cerró fuertemente, corriendo el cerrojo. 

Abajo, todo seguía igual que antes.

A April no le gustó ser la única despierta. Comenzaba a sentir miedo y llamó a Anouk, pero la joven no respondió, se había quedado dormida también.

Escuchó unos crujidos cerca de ella y se sobresaltó, sintiendo que se le erizaba el cuerpo. 

Entonces, unas manos se abalanzaron sobre ella por detrás y April soltó un estridente grito que hizo que Dominic se levantara automáticamente al mismo tiempo que Anouk.

Sonó una carcajada.

 

¡Curtis eres un imbécil! gritó April cogiéndose el pecho, sintiendo su corazón dar vuelcos.

Anda, te falta sentido del humor respondió Curtis sin dejar de reírse. 

Jódete, idiota dijo la joven llena de desprecio.

Entonces, abrió los ojos como platos cuando vio a una sombra deslizarse por detrás de Curtis

¡Mierda! gritó, retrocediendo con ayuda de sus manos, pues estaba sentada en el piso.

Curtis la miró extrañada. 

April vio que la sombra se deslizaba hasta llegar al joven. Lanzó un alarido espantoso cuando vio al joven caer al suelo, con un cuchillo clavado en el cuello.

Un chisguete de sangre le salpicó la cara y pudo sentir el metálico sabor, accidentalmente.

Todos salieron corriendo de la sala, menos ella que se había quedado paralizada de miedo, con la sangre de Curtis en la cara, observando como su amigo yacía inerte en el suelo, sangrando por el cuello como si fuera un canal abierto. 

. Comenzó a gritar al nombre de sus amigos, pero nadie le contestaba. Entonces subió las escaleras, con miedo de la sombra que había visto. No podía creer lo que pasaba, estaba agitada, mareada, con arcadas por la sangre y llorando del miedo. 

Entró a una habitación que debía de ser la de los padres de Curtis y en cuando lo hizo, vio que Claire estaba sentada en una silla, dándole la espalda. 

April giró la silla para verla y soltó otro alarido cuando vio que una de las botellas de cerveza, estaba rota y clavada en la mejilla de Claire, removida tanto que había formado un agujero enorme de donde la botella colgaba. Tenía los ojos desorbitados, uno abierto y el otro cerrado y la boca abierta, formando una expresión grotesca.

 

April salió corriendo, queriendo escapar de aquella pesadilla. Preguntándose donde estaban Dominic y los demás. Bajó al primer piso, sollozando y viendo detrás de ella si estaba lo que sea que fuese que estaba matando a todos sus amigos. 

Solo quedaban Dominic y Anouk. ¿Dónde estaban? ¿Qué mierda estaba pasando?

Mientras atravesaba la sala donde el cuerpo de Curtis estaba, se dio cuenta que sus manos estaban llenas de sangre. Pero no recordaba haber tocado ni las heridas de Claire ni que la sangre de Curtis le haya salpicado ahí.

No le dio importancia, no tenía tiempo para pensar en aquello.

Cuando estaba en la amplia y silenciosa cocina, preguntó por Dominic y vio a su amigo salir de entre las sombras, con los ojos abiertos como platos y temblando violentamente.

¿Dominic? ¿Dominic que tienes? preguntó April cogiéndole de la camisa.

Pero Dominic lanzó un grito y se fue corriendo, haciendo que la joven se quedaba con un pedazo de su prenda, que se había roto en dos. 

 

¡Espera! ¡Dominic! ¡Vuelve! gritaba April, desesperada mientras corría detrás del joven. 

Bajó unas escaleras que los llevaban fuera de la casa y se mojaron por la lluvia que caía sin pausar. Dominic seguía corriendo hasta que resbaló y cayó encima de unas herramientas que se le clavaron en la espalda.

¡NO! ¡NO, NO! ¡DIOS MÍO! ¡DOMINIC! ¡NO! Gritó April cubriéndose la boca con las manos. 

El joven la miro desde donde estaba y comenzó a escupir sangre por la boca y cuando quiso hablar, un sonido burbujeante fue lo único que pudo producir.

April miraba con los ojos bañados en lágrimas cómo el estómago de Dominic se había salido de su cuerpo, incrustado en una de las herramientas como una macabra brocheta. Goteaba lentamente y entonces, Dominic dejó de moverse.

Ahora solo quedaban ella y Anouk. 

April entró en la casa y comenzó a escuchar crujidos a su alrededor, la habitación comenzó a dar vueltas y la joven se tiró en el suelo, devastada por el olor a sangre y el hecho de haber presenciado a todos sus amigos morir de una forma tan siniestra.

No sabía donde estaba Anouk, pero se sentía sola.

Cuando pensaba que solo tendría que esperar a morir, alguien rompió la puerta principal y entró junto con una linterna que le quemó la vista.

April levantó la vista y vio a un oficial de policía en frente de ella apuntándole con un arma. 

El oficial se sintió afectado cuando vio a la asustada jovencita en el suelo, bañada en sangre. 

 

Poco Después… 

 

Al escuchar tantos gritos y destrozos, los vecinos habían llamado a la policía, 

Esa noche de Halloween habían encontrado 3 muertos en la casa de los McCarthy. Buscaron bien y encontraron a la joven Anouk Waters de dieciséis años de edad ocultada en el baño, completamente alterada e incapaz de hablar correctamente.

Las muertes habían sido obviamente causadas por un homicida, pero no sabían quién era.

Habían entrevistado a April Connors y la joven solo había dicho que había visto una sombra deslizarse y matar a Curtis, pero no podía decir nada más, ya que la muerte de Dominic había sido un accidente y Claire ya estaba muerta.

La ciudad estaba conmocionada por la muerte de los jóvenes.

Cuando la familia McCarthy volvió, estaban destrozados por la muerte de su hijo.

Anouk estaba en terapia psicológica por todo lo que había ocurrido y la pareja Connors estaba preocupada por la situación. April tenía pesadillas desde el acontecimiento y también necesitaba tratamiento psicológico.

 

La familia McCarthy le dijo al oficial Cooper que tenían cámaras de seguridad y el oficial se encargó de ver las cintas meticulosamente.

En cuando lo hizo, se le erizó el cuerpo y el té que estaba tomando se le derramó por la mesa. 

Cuando terminó de ver las cintas, llamó a su secretaria y le dijo que April Connors debía de ser transportada hasta la comisaría lo más rápido posible. 

 

En las cintas, el oficial había sido testigo que April desaparecía por un momento y cuando regresaba se sentaba en el suelo. En el momento en que el joven Curtis aparecía, April se levantaba violentamente con un cuchillo y se lo clavaba en el cuello. 

Claramente se veía un chisguete de sangre salpicándole y el rostro y luego como todos los presentes corrían menos ella, que se quedó inmóvil.

Cogió una botella rota que estaba en el suelo y subió las escaleras. 

En la cinta de la habitación de los señores McCarthy, se veía que Claire fue empujada encima de la silla por su propia amiga y ella misma hundió la botella en su mejilla, removiéndola de tal manera que las manos se le embarraron de sangre. 

Lo que siguió, fue la imagen de April empujando a Dominic hacia las herramientas. 

Anouk era la única que se había salvado.

Entonces… ¿April era la homicida? 

 

Cuando las cintas se mostraron frente a la joven, ella estalló en llanto y dijo que no sabía qué rayos era eso, que ella no había matado a nadie y era inocente. 

Estaba en un colapso nervioso y no sabía que estaba ocurriendo, creía que era una broma de mal gusto, una alucinación espantosa pero la verdad era que efectivamente, ella era la homicida.

April fue dejada sola en la sala de interrogación y cuando vio su reflejo en el espejo, vio a la misma sombra negra que había visto esa noche a su costado.

 

Lo que había ocurrido era que Ruth no se había ido cuando la sesión terminó. Como médium, April fue la marioneta del demoníaco espíritu que se encargó de asesinar a todos los jóvenes por sed de sangre y su natural maldad. Mientras esto ocurría, la mente de April estaba en otro lado, viviendo imágenes falsas y al mismo tiempo siendo testigo de cosas que sucedían. 

April fue clasificada como homicida de todos aquellos jóvenes y que estaba desquilibrada.

Las autoridades no sabían si mandarla a un hospital psiquiátrico o de frente a una cárcel de máxima seguridad.

Pero cuando todos se enteraron de la verdadera historia fueron advertidos y tomaron conciencia de algo que creían que era inofensivo no lo era.

Ya nadie volvería a jugar con cosas delicadas. 

Uno nunca sabe que puede pasar cuando juegas con lo desconocido. Nunca sabrás lo que terminarás haciendo, ni tampoco si después de aquella experiencia puedes continuar tu vida normalmente… 

Si es que puedes conservarla. 

 

Archivos

Acerca del blog

Adentraos lectores incautos en un mundo imaginario,fansasioso, duro, feliz, amargo y realista. Mis textos abarcan muchos temas, pero si quereis que escriba sobre algún tema en concreto enviadme un mensaje. Además de textos, una novela en proceso, donde nada es lo que parece y las apariencias engañan... Así que, queridos lectores, os invito a leerme.