Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Adentraos lectores incautos en un mundo imaginario,fansasioso, duro, feliz, amargo y realista. Mis textos abarcan muchos temas, pero si quereis que escriba sobre algún tema en concreto enviadme un mensaje. Además de textos, una novela en proceso, donde nada es lo que parece y las apariencias engañan... Así que, queridos lectores, os invito a leerme.

07 Dec

Yo. Mis Sentimientos (Parte 2)

Publicado por Cat

1231473_521254417968120_372594124_n-copia-2.jpgDicen que las princesas no lloran. Que es fácil ser fuerte. Que es fácil aparentar. Que hay que sonreír aun estando mal.
Pero no puedes. Tus murallas se caen. Permites que una riada de emociones y pensamientos lleguen a esa fortaleza que te has construido. No puedes hacerle frente.
Permites que arrase. Que destruya ese fino puente que habías empezado a construir con delicadeza.
Que se lleve por delante otro puente, gigantesco, lleno de guardias.
Ahora ese río no tiene obstáculos. Entra raudo y veloz por las puertas principales y se las leva. A ellas. Luz, Ilusión, Indiferencia, Melancolía, Pasión, Constancia, Envidia, Nostalgia, Soledad, Esperanza...
Todas se mezclan en ese río y lo impregnan de las emociones. Luz y Oscuridad a la vez.
Finalmente, el agua llega hasta el final, llega hasta tu rincón sagrado, un rincón, una zona dónde juraste que no mostrarías a nadie. Pero no pudiste mantener ese juramento. Aún se puede apreciar la sombra de unos pasos, unos pasos que se acercan a una pequeña flor. Una flor rodeada de un pequeño desierto. Una flor que se ve pequeña, frágil, a la vez que robusta y bella. Pero las apariencias engañan. Cuando quieres cogerla, unas espinas que, momentos antes han crecido en el tallo de la planta, te lo impiden. ¿Cómo accederás a ella para olerla, tocarla y sentirla sin hacerte daño y sin hacerle daño a ella? 
Y el agua llega. Irrumpe. Inunda todo. Envuelve la flor. Pero la flor resiste. Resiste o intenta resistir en su sitio. Sin dar a torcer su brazo, en este caso la raíz. Intenta por todas las maneras volver a estar como antes, estar bien. Pero poco a poco nota que le abandonan las fuerzas. Y se suelta.
Un golpe fuerte contra la pared. La inmobiliza. No le deja respirar. Le apabulla la presión. La flor siente que no puede superar, no puede levantarse. El río de emociones la rodea y ahoga.
Y recuerda cosas que quiere olvidar. Cosas demasiado recientes, demasiado importantes, demasiado necesarias. Cosas cruciales. Y la flor llora, llora por querer desprenderse de esos sentimientos que la poseen, la manipulan, la someten. Llora por depender de ellos.
Duele. Duele deshacerse de unos sentimientos que se han pegado tanto a ti, que han hecho que ésta sea tu forma de ser… Como una segunda piel, como unas gafas nuevas. Como un cristal que te re ilumina la sala dónde estabas, haciéndola más brillante, más vívida.
Nada es para siempre, un sentimiento se transforma, a mejor o a peor según las acciones que tu hagas y cambiarán tanto los tuyos como los de los otros. Según como pienses los sentimientos cambian, modifican...
Me gustaría tanto poder '‘apagarlos’’. Poder '‘inactivar’’ ese sentimiento todo el tiempo que se desee. Tener muchos botones, cada uno por cada sentimiento…
Pero para que me voy a engañar. No puedo. Aunque me lo intente creer, no puedo. Aún no lo he superado
No los podrás deshacer del todo. Te perseguirán. Te perseguirán. No pararán. No te dejarán tranquila. A veces te llenarán de dicha y otras de tristeza. A veces te sacarán de quicio o simplemente te sacarán una sonrisa.
La flor se vuelve de cristal, aunque se cubre de barro y paja para endurecer una coraza que ha vuelto a romperse. No siente rencor. Ni rabia. Solamente echa de menos esa mano que acariciaba sus pétalos, sus hojas. Y no puede hacer nada para devolverlo. Así que se limita a observar, a llorar en silencio. A desear la felicidad del jardinero que la cuidaba, que la ayudó a florecer.
Ahora la flor cae, y está rodeada de ese río. Un río que a veces la tirará al suelo y tratará de arrancarla del suelo. A veces la dejará tranquila, aunque el agua estará inquieta. ¿Podrá la planta superar ese río y seguir creciendo?

Comentar este post

Archivos

Acerca del blog

Adentraos lectores incautos en un mundo imaginario,fansasioso, duro, feliz, amargo y realista. Mis textos abarcan muchos temas, pero si quereis que escriba sobre algún tema en concreto enviadme un mensaje. Además de textos, una novela en proceso, donde nada es lo que parece y las apariencias engañan... Así que, queridos lectores, os invito a leerme.