Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Adentraos lectores incautos en un mundo imaginario,fansasioso, duro, feliz, amargo y realista. Mis textos abarcan muchos temas, pero si quereis que escriba sobre algún tema en concreto enviadme un mensaje. Además de textos, una novela en proceso, donde nada es lo que parece y las apariencias engañan... Así que, queridos lectores, os invito a leerme.

13 Mar

Una fase que no quiero pasar pero sin embargo la estoy pasando.

Publicado por Cat

Una fase que no quiero pasar pero sin embargo la estoy pasando.

¿Para qué te hablo si contestas cuando te da la gana? ¿Para qué estoy detrás tuyo si tú no estás interesado en mi? ¿Adónde vas con esa actitud? ¿Crees que vas a conseguir algo? Lo jodido es que sí, has conseguido algo. Y me fastidia. Me fastidia porque me gusta hablar contigo, me río y olvido a la persona de la cuál estuve enamorada.
Me fastidia porque estoy sintiendo algo que no quiero sentir, algo que duele a la vez que es delicioso. Me fastidia porque soy yo la que se implica emocionalmente en las cosas, y mucho. Soy yo la que se preocupa, la que cuida y la que quiere que todo vaya bien. La que a lo mejor necesita más cariño del que realmente aparento no querer.
Me fastidia porque te anhelo, porque me persigues en sueños. Porque me gustaría estar contigo a pesar de tu chulería, entre otras cosas. Me fastidia porque me sacas una sonrisa traicionera. Me fastidia porque tengo que aceptar un sentimiento que no quiero. No ahora, sino más tarde. Me fastidia el hecho de salir herida. De nuevo.
Me fastidia porque no me puedo tomar tus palabras en serio, porque las pongo en duda hasta que no me lo demuestres. Pero, ¿Para qué? Está visto que no te interesa. Por tanto, ¿Para qué esforzarse?
¿Para qué ser egoísta? Mejor dejar mis deseos y caprichos de lado, es mucho mejor.
De mis labios no pugna es frase tan deseada y tan dicha. De mis labios pugna salir suspiros, susurros, palabras dulces, palabras cómplices y confidentes. Verdades. Cosas que contar. Y debatir. Quiero que me toques, que me abraces, que me hagas sentir segura, que me pueda esconder acurrucada en tu pecho. Quiero poder relajarme con sólo estar a tu lado.
Me gustaría sentirte cerca mío,a mi lado. Pero no.
Mi corazón pugna por confiar, por dejarse levar, por emocionarse, sentir y estar bien Pero no es así. No todo lo que quiero está al alcance de mi mano, ni tampoco me mira a mí. Si no confío en mí misma, ¿cómo puedo confiar en los demás? Si no sé lo que quiero o deseo... ¿Qué hago?
Me siento pequeña, frágil, débil. Sometida. Insegura. Me veo presa de una cosa que odio. No me gusta estar atrapada, pero sin embargo lo estoy.
Me fastidia depender de eso, porque sé que no debo de depender. Que no tengo que sentir esa necesidad. Que sola estoy bien. Que no necesito apoyo, o al menos que no necesito a un chico. Pero me fastidia porque soy débil, necesito cariño. Me gusta el cariño. Aunque me cueste expresarlo y aceptarlo.
Me fastidia porque poco a poco te has ganado mi confianza, no toda, pero gran parte ella. Te has ido acercando en poco tiempo y yo sin darme cuenta. Ya sea por tu actitud o algo por el estilo.
No quiero tener en mente esto, es demasiado...cansino. Me distrae. Me preocupa. Y no puedo, tengo que centrarme en otras cosas. Pero mi estúpido corazón no me hace caso, se fija en las cosas antes de yo tener ser consciente de ello y, cuando lo soy, todo está perdido.
Me fastidian muchas cosas.

Comentar este post

Archivos

Acerca del blog

Adentraos lectores incautos en un mundo imaginario,fansasioso, duro, feliz, amargo y realista. Mis textos abarcan muchos temas, pero si quereis que escriba sobre algún tema en concreto enviadme un mensaje. Además de textos, una novela en proceso, donde nada es lo que parece y las apariencias engañan... Así que, queridos lectores, os invito a leerme.